domingo, 25 de mayo de 2014

Salsa Bechamel



            Es la salsa de toda la vida.
            Esa que cuando la hago, me hace recordar a mi madre cantando mientras revolvia poco a poco en aquella cocina de gas, y yo que era pequeña bailando con una muñeca... que recuerdos


           Siempre le salia perfecta, cuando veia que ya la iba a utilizar, cogia una cucharilla y esperaba a que acabara para rebañar la cacerola, no dejaba ni gota y eso que por entonces no existian las lenguetas.                         Tambien me hace recordar cuando Soraya era pequeñita, la ponia un mandil, la subia a una banqueta para ayudarme a cocinar y cuando veia que ya estaba... jajajaja hacia lo mismo que yo, cogia una cucharilla, se ponia a rebañar como loca y no dejaba nada de nada.
            Mira que es sencilla esta salsa, pero ¿cuantas veces hemos oido decir que salen grumos? ¿que no queda bien? o ¿que sabe a harina? reconozco que hasta que aprendí, yo era de la de los grumitos (como los de ColaCao) ahora ya me sale bien y hay que reconocer que es bien sencilla.




Ingredientes


                                                         Mantequilla y harina


                                            Mezclando la harina con la mantequilla


                                                     Leche calentando y la harina friendo


                                                          Añadiendo la leche caliente


                                                   



                                   Añadiendo la sal, la pimienta y la nuez moscada



Preparación
  1. Poner a calentar la leche
  2. En otra cacerola poner a calentar la mantequilla 
  3. Añadir la harina a la mantequilla, mezclar bien
  4. Freir despacio la harina 5 minutos (para que así no sepa a harina la bechamel)
  5. Mantener a fuego bajo la leche caliente
  6. Ir añadiendo poco a poco leche caliente a la mezcla de harina y mantequilla 
  7. No añadir más leche hasta que la anterior no esté bien mezclada
  8. Seguir así hasta que se acabe toda la leche y quede una crema fina
  9. Salar 
  10. Agregar la pimienta negra y la nuez moscada
  11. Dejar cocer unos 10 minutos


     
Comentariu
              Al usar la leche caliente poco a poco, es más facil y al no dejar de revolver, no salen grumos, porque si te sale alguno (cosa rarisima) lo puedes deshacer en el momento ya que no son grandes ¿por que salen? por no dejar que la leche quede bien mezclada antes de poner la siguiente cantidad.

Trucu-Conseyu
               Si la quereis más líquida, solo teneis que añadir más leche y si por el contrario, la quereis más gordita, solo la teneis que dejar cocer más tiempo.


              Espero que vos preste

              ¡¡ Q´aproveche!!

11 comentarios:

  1. A estas horas me sentaba a tu lado y rebañaba lo que quedase en la olla.
    Fijate, en casa de mi madre nunca hicieron bechamel. Las croquetas las hacían en vez de con leche, con el caldo del cocido. Y ya de mayor, cuando empecé a hacer yo esta salsa, siempre me decían, haz tú las croquetas que te salen muy ricas.
    Una receta básica, y que da mucho juego. Te quedó fantástica y los trucos, cuando estás empezando en la cocina,qué bien recibidos son.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  2. una salsa clásica de la cocina, que muy que muy versátil, me encanta con el toque de nuez moscada

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón Maitechu, yo la hago así y grumos cero. Me encanta la bechamel, si no fuera por las calorías, se la echaba hasta al yogurt.....jajaja. Un besote.

    ResponderEliminar
  4. jaja yo también era de las de rebañar la pota cuando mi madre la hacía. Bueno lo sigo haciendo. Es una salsa que va bien con montones de platos y sobre todo la base de uno que en casa no puede faltar cada semana: las croquetas.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitos recuerdos y qué deliciosa salsa cuando está hecha con calma y cariño, como en este caso!!!
    Besos y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!! la encuentro buenisima, y a mi me encanta hacerla en casa es como más nos gusta, un besin! Silvia

    ResponderEliminar
  7. Hay recetas que nos traen muchos recuerdos y nos transportan al pasado, como esta que hoy tú nos presentas. La bechamel en casa nos encanta, es una salsa que no falta tampoco en nuestra cocina.

    Abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado diviisimaaaaaaaaa no lo siguiente yo solo le pongo nuez moscada asi que tomo nota de la pimienta , hace mucho tiempo que no la hago asi hace años la hago en el microondas cualquier dia me lio la manta a la cabeza y pongo la receta con el paso a paso se hace en un plis plas y lo que es mejor es que no hay que estar pendiente de dar vueltas para que no se pegue.
    Seguro que ya no queda nada que rabañar en la pota a que si ?.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. Hola Maite jajja yo también rebaño la pota me encanta jajjaj, aunque ahora la hago en la my cook y así no me salen grumos seguro, de todas formas yo la hago como tu y me encanta
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  10. Mayte, Me encantan tus recetas y sugerencias. Excelente blog, felicitaciones!!

    Soy Cata tengo el blog: Recetas de Bizcochos los invito a conocerlo, ya que una rica Receta de Bizcocho, facil de hacer es muy util.

    Espero te guste el blog de Recetas de Bizcochos, te parezca util y puedas recomendarlo a tus seguidores.

    Desde ya gracias.
    Saludos Cata

    ResponderEliminar
  11. ES lo que dices,es pillarle el truco,pero a mi al principio yo tenia que terminar metiendo batidora,ahora lo pienso y la hago en un pispas y me queda rica,como la tuya,que solo hay que ver la pinta que tiene....besos

    ResponderEliminar