lunes, 17 de febrero de 2014

Salsa Cabrales



           Creo que no hay ni una casa de asturianos donde no tengan esta salsa
           Y la que no lo tiene... la sabe hacer
           Es muy sencilla y como bien suponeis cada uno la hace a su manera, pero practicamente es la misma, hay algunos que le ponen harina para engordarla y otros como yo que no lo hacemos
           Es una salsa de toma pan y moja... y moja... y vuelves a mojar
           Uf uf uf voy a parar, porque sino me voy a por pan y...




           Os voy a contar una anécdota.
           Hace unos 30 años, existia un tren que hacia la Ruta de la Plata, salia de Gijón y finalizaba en Sevilla, pasando por las provincias de León, Zamora, Salamanca, Cáceres y Badajoz.
           Nos ibamos a ver unos familiares a Zamora, les llevábamos un buen trozo de cabrales, de aquella, nadie envasaba al vacio, simplemente el papel de la charcuteria y una bolsa dentro de otra, conclusión que con lo que huele, al no estar al vacio... sin comentarios. Subimos al tren en Oviedo, colocamos las maletas y una bolsa donde iba el queso, en el portamaletas, nos sentamos e inmediatamente llegaron unos soldados y se sentaron con nosotros.
            Al cabo de una hora, y con la calefacción encendida, ya que era diciembre, el queso empezaba a oler, al principio era un ligero aroma, me dí cuenta que nos faltaban más de 3 horas para llegar, por lo tanto en otra hora más o menos el olor empezaría a ser un poco fuerte, así que cuando llegáramos seria insoportable, me moría de vergüenza porque en cuanto nos bajáramos del tren, el olor empezaría a desaparecer y se darían cuenta que éramos nosotros.
             Con tan buena suerte, que al quedar unos asientos vacios, un par de soldados nos preguntaron si nos importaba que pusieran los pies encima para dormir, no nos importó, ni cortos ni perezosos, se quitaron las botas militares y se quedaron dormidos...¿adivinais por qué dije "con tan buena suerte"? exacto... los pobrecitos serian los culpables del olor, y casualidad de las casualidades... tambien se posaban en Zamora, por lo tanto, nosotros estábamos "exculpados". Por supuesto al cabo de dos horas y pico el olor ya era más bien intenso, el resto de los pasajeros tambien lo sufrian, no hacian más que mirar para los pies de los soldados, que seguian dormidos, los comentarios eran algo así: "Pobrecitos, no les debió de dar tiempo a ducharse por eso les huelen tanto los pies". Cuando estábamos llegando a Zamora, les despertamos, comentaron el olor a pies que habia, pidieron disculpas porque realmente creian que eran ellos, rápidamente se volvieron a poner las botas, creo que el resto de los pasajeros les disculparon y les dieron las gracias (mentalmente) por ponerse las botas, así que cuando nos bajamos todos en Zamora... el vagón entero respiraria al pensar que en poco tiempo se iria ese olor a pies tan intenso jajajaja.
               Pido mil disculpas por el olor y dejar que se llevaran toda la culpa los soldados. Hoy dia todavia al recordarlo, como ahora mismo al contároslo, me llega aquel olor y sonrio por la casualidad.

             

Ingredientes
  • 100 gr. Queso Cabrales
  • 200 ml. Nata 
  • Un chorro de Sidra
  • Pimienta Negra

Cabrales y Sidra
Mezclado


Preparación
  1. En un plato aplastar el queso y la sidra con un tenedor
  2. Pasar la mezcla a un cazo
  3. Añadir la pimienta negra y la nata
  4. Calentar e ir revolviendo para mezclar
  5. Cuando esté todo bien mezclado quitar del fuego
  6. Pasar a un bol o salsera para servir 




Trucu-Conseyu

             Siempre uso nata para montar, ya sé que es más grasa, pero me gusta como queda la salsa. Se puede guardar en la nevera en un bote de cristal, dura unos 15 dias más o menos. Cuando enfria queda gordita, y nada más calientas la cantidad que vayas a usar.



                Espero que vos preste

                ¡¡ Q´aproveche !!

21 comentarios:

  1. hola Mayte, mira que soy quesera ehh pero el cabrales lo probé un verano y ufffffff no me gustó nada, pero bueno la salsa riquísima pero para mí con roquefort que me chifla, ainsss ya vengo poniendo pegas ehh jajajajaja. besotes!!!
    como agua para chocolate-myriam

    ResponderEliminar
  2. Mira que llevo haciendo tiempo la salsa cabrales y sólo la hago con nata. Con tu permiso me apunto la receta con los dos ingredientes que me faltan. Nunca dejo de aprender! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Mayte, a mí personalmente no me gusta, pero me llevo la receta porque mi mujer es una fan absoluta de éste queso, recuerdo un viaje por Asturias en el que no paró de pedir platos con cabrales, yo no podía....jajaja, pero ella feliz, así que con tu permiso, te copio la receta. Un besazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Deliciosa salsa, para acompañar un buen filete de carne!! me encanta!1 Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  5. En un queso fuerte, pero con lo que me gusta el queso, seguro que la salsa es deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Riquísima! Yo también mojo, mojo y remojo en pan jajajaja mmmm qué hambre me ha entrado jiji. Besos

    ResponderEliminar
  7. Es un queso muy fuerte, pero a mi que me gustan los quesos fuertes, me encanta. Me imagino la situación, algo parecido le paso a mi madre y la verdad es que pasas un apuro, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho el cabrales, aunque no verlo, así que supongo que también me tiene que gustar esta salsita.
    Bss
    ¡¡Mmm qué delicia!!

    ResponderEliminar
  9. Hola, no conocía tu blog, ¡y me encanta! con tu permiso me quedo como seguidora.
    Un saludo,
    próximamente nuevas recetas en mi blog: http://cocinaconann.blogspot.com.es/
    ¿Te atreves a cocinar conmigo?

    ResponderEliminar
  10. Lo probe una vez y no me gusto , pero voi a probar tu receta a ver que tal besitos

    ResponderEliminar
  11. Jajjja lo que me he reído con tu anécdota. La verdad que el Cabrales da un pestazo increíble pero y lo bueno que está ?.........jaja.....aunque a mi me va mas el de La Peral, pero a mi hijo el de Cabrales le pirria. En cuanto a la salsa, al igual que tu, no le pongo harina y le añado un chorrín de coñac junto a la sidra ;)
    Besinos.

    ResponderEliminar
  12. A mi me encantan los quesos fuertes, bueno me encantan todos, y esto estará delicioso, besos.

    ResponderEliminar
  13. Tiene muy buena pinta, nunca he probado ese queso tengo que hacerlo ya, besos.

    ResponderEliminar
  14. Que rico el queso de cabrales. Mi visita a Asturias estaba llena de esta salsa que me encantó. Ahora ya tengo la receta, y la haré aunque me inventaré algo para "esquivar" la nata jajaj... me pierde ¡¡¡ Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  15. El tema del queso en mi casa es una pelea constante porque a mi no me gustan los quesos fuertes y a mi chico le vuelven loco, asique, poner estas salsas en las comidas es un poco complicado pero me apunto tu receta para darle una sorpresa uno de estos dias.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Qué curioso, sidra con queso!! Suena interesante!!

    ResponderEliminar
  17. jejejej que risa, pobres soldados :))) ,a mi no me van los quesos fuertes, no los puedo ni oler, menos mal que no iba en aquel tren jejje:):

    ResponderEliminar
  18. Tiene que estar deliciosa esta salsa... nunca la he probado pero seguro que la hago un día de estos ya que me encanta el cabrales con su sabor intenso y salado. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Deliciosa, tiene una pinta estupenda.Me encanta tu receta
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  20. Mmmmm...Salsina de cabrales, mi favorita..Pocas cosas hay que me gusten tanto como esta salsina...Ay! qué rica!!
    Un besín!^^

    ResponderEliminar
  21. ¡Que gracia me ha hecho la anécdota con los soldados jajaja ! ¡Pobrecillos! Lo que me pregunto es ¿Que pensarían cuando descubrieron que no eran ellos? Jajaja. Me gusta mucho la gastronomía asturiana que conozco un poco por mi paso por allí en vacaciones y todo lo que sea queso me encanta. Me he anotado bien esta receta porque la voy a hacer encantada.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar