lunes, 25 de abril de 2016

Trucha Asalmoná



                        Hace tiempo os conté que a Carlos le gustaba cazar y pescar
                        Os enseñé como hacia el xabalin guisau con el trozo que trajo para casa

                         Esta vez os pongo una trucha asalmoná que pescó
                         Pesaba sobre 1300 gr.
                         En otras ocasiones trajo reos, que tambien eran grandecitos




                      Bonito color ¿verdad?
                      Pues si os parece bonito, el sabor.... TOTAL
                      Fijaros el sabor que tiene, que cuando acaba la temporada de pesca, nunca compramos truchas ni salmones.
                      Si por casualidad un año es muy fructifero, aprovecho y congelo
                      Mirad que pinta más cojo.... tiene




Ingredientes







Preparación

  1. Poner a calentar el horno a 180º
  2. Limpiar bien la trucha
  3. Pelar y cortar en panadera les patates, salar
  4. Pelar y cortar en rodajas los ajos
  5. Pintar con un poco de aceite el interior de una fuente de horno
  6. Colocar en la fuente les patates y los ajos como cama
  7. Poner en el interior de la trucha las lonchas de jamón 
  8. Salarla por afuera y colocarla encima de les patates
  9. Bañar con un poco de aceite en chorro fino
  10. Ponerle unas rodajas de ajos encima
  11. Meter al horno hasta que esté dorada




Comentariu

             La diferencia del sabor con las que se compran en las pescaderias es abismal, ni punto de comparación
             Direis que para qué le puse el jamón... nos quedaban unas lonchas asi que en el último momento decidí ponerlas ¿y sabeis? no le quedó mal



              Espero que vos preste

              ¡¡ Q´aproveche !!

12 comentarios:

  1. Pedazo de animal! jajaja Menuda trucha, y ese color lo dice todo! Tenía que estar divina, cualquier día me presento en tu casa con plato en mano, para degustar tus platos, que más ecológicos no pueden ser! Uhmmm me rechiflan!jeje Besines

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, esto sí que es un lujo, tan buen pescado y recién cogido!! seguro que el sabor es diferente a cualquiera de los que podamos comprar. Buen ingredeinte y estupenda receta!!un beso

    ResponderEliminar
  3. Waouuu que pinta mas buena Mayte y además estas si que son ricas no tiene nada que ver con las compradas, me encanta tu plato, es un manjar.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  4. Un plato riquísimo Mayte, además recién pescado... ¡¡Umhhh....me encanta!!
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar
  5. Mi marido era, te dijo era porque ya hace tiempo que no pruebo unas truchas salvajes y esas si son truchas, como cambien madremia. como las extraño bssss

    ResponderEliminar
  6. Pedazo de trucha y además el sabor, lo que dices de la diferencia de las que compras, me imagino que en nada tiene que parecerse, ya me gustaría poder degustar un trocito de tu receta, que viendo las fotos, que pinta, se me hace la boca agua porque el pescado me chifla. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Madre mía! qué maravilla de pieza. Te ha quedado fantástica y muy apetitosa.

    ResponderEliminar
  8. Qué buena pinta tiene esa trucha asalmonada seguro que estaba deliciosa. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, menuda trucha "asalmoná" más rica que nos traes guapa! Se coma sola!! ;)
    Un besín!

    ResponderEliminar
  10. Menudo colorcillo rosado tiene ese trucha. Todo un lujo y un privilegio poder saborearla recién pescada. Tiene que estar buenísimaaa!! Mi marido y mi hijo también son aficionados a la pesca pero los pobres últimamente no tienen mucha suerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Vaya trucha más hermosa, que buena tiene que estar, una delicia.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar